Búsqueda en el sitio

La guerra y el drama de los refugiados: la carta del Rector Mayor para la guerra en Ucrania.

Mis queridos hermanos y hermanas en todo el mundo. De nuevo me hago presente por medio de esta carta antes de viajar mañana en la noche para Camerún, en África, donde animaré los Ejercicios Espirituales de todos los Inspectores de la Región de África y Madagascar, junto con todos los miembros de los Consejos Inspectoriales. Lo he hecho anteriormente en las Regiones Mediterránea, Inter-América y América cono Sur. En el Camerún me esperan 98 hermanos sdb, con la bendición del Señor.

 

Prot. 22/0091 Roma, 12 de marzo de 2022

A mis queridos hermanos SDB en el mundo

A nuestra querida Familia Salesiana en todo el mundo

ACERCA DE LA GUERRA el DRAMA DE LOS REFUGIADOS

Mis queridos hermanos y hermanas en todo el mundo. De nuevo me hago presente por medio de esta carta antes de viajar mañana en la noche para Camerún, en África, donde animaré los Ejercicios Espirituales de todos los Inspectores de la Región de África y Madagascar, junto con todos los miembros de los Consejos Inspectoriales. Lo he hecho anteriormente en las Regiones Mediterránea, Inter-América y América cono Sur. En el Camerún me esperan 98 hermanos sdb, con la bendición del Señor.

Pero no quería iniciar mi viaje sin comunicarme nuevamente con todos ustedes , mis queridos hermanos y hermanas de toda nuestra Familia Salesiana en el mundo. En estos días hemos sufrido, sin duda, con el dolor de miles y miles de personas. Tantas imágenes de sufrimiento y de muerte han recorrido el mundo. De nuevo quiero declarar que estoy convencido de que son tantas las personas en Rusia que, sin duda, no quieren esta masacre que se está llevando a cabo, pero, o no pueden decirlo, o no pueden manifestarse (pues sabemos que les espera la prisión si lo hacen), o viven engañados con las falsas noticias que sus dirigentes transmiten. Digo esto porque nuestro corazón cristiano y salesiano no nos permite condenar a personas por ser de un lugar u otro. Sí condenamos y rechazamos las malas acciones y a sus responsables.

Mis queridos hermanos, se está haciendo mucho en favor de los damnificados en esta ' guerra injusta, abusiva y dominante ' ; lo están haciendo muchas naciones y también, con nuestra pequeñez, la Familia Salesiana de Don Bosco. Más adelante les compartiré, brevemente, algo de lo mucho que se está haciendo. Les pido que sigamos así y les pido, unidos al Santo Padre, el Papa Francisco, y a toda la Iglesia , que sigamos orando, con profunda Fe y con la esperanza de que aún entre el mal, el pecado y el dolor, sin duda Dios tendrá la última palabra. Así fue, incluso , en la muerte injusta de su propio Hijo Amado, nuestro Señor Jesucristo.

Yo me he comunicado por escrito también con Madre Chiara Cazzuola, Superiora General de las FMA, y con el Señor Antonio Boccia, coordinador mundial de los Salesianos Cooperadores. Y sé que todos estamos aportando nuestro granito de arena. Es hermoso sentirnos así.

La primera palabra que deseo expresar en esta carta es un ¡Gracias! muy sincero y sentido a todos nuestros hermanos sdb y fma de las presencias salesianas de Ucrania, y de Polonia, Eslovaquia, Moldavia y Rumanía que están ayudando en la masiva acogida de este doloroso éxodo humano. Tengo información de que muchas de nuestras casas están acogiendo con mucha dignidad a tantas personas. Y sé que seguirá siendo así, e incluso continuando esta acogida en otras naciones. Gracias por todo ello mis queridos hermanos y hermanas. Nos llena de sereno orgullo, y les puedo asegurar que no están solos, que los acompañamos. De modo especial se lo decimos también a nuestros hermanos y hermanas en Ucrania que siguen estando 'al lado de su gentede su pueblo'Seguimos estando con ustedes para lo que necesiten y lo que les podamos ofrecer.

La Familia Salesiana de Don Bosco desea ser hoy respuesta ante tanto dolor. Y sé que este conflicto bélico en Ucrania no es el único. Hace unos minutos la agencia de información internacional Zenit decía que, en este mismo instante , son 25 los conflictos bélicos, de una u otra índole, existentes en el mundo. Y siempre son iguales los efectos: devastación, desplazamientos, refugiados y también muertes. En la guerra en Ucrania son ya más de dos millones las personas que han tenido que dejar su patria yendo como refugiados a otras naciones. Es sin duda una tragedia humana. Queremos ayudar en lo posible como sdb y como familia de Don Bosco.

Y sigamos pidiendo cada día que cuanto antes llegue el final de este desastre.

Pero al mismo tiempo deseo darles noticia de la solidaridad y fraternidad llevada a cabo hasta ahora en el mundo salesiano. Sin duda no seré exacto porque es mucho más lo que se ha ido haciendo que yo no conozco. Les pido disculpas por ello. Y lo que recojo aquí he de expresarlo de un modo muy breve y sintético. Intento hacer un pequeño elenco:

La ' Inspectoría' (Visitadoría) salesiana en Ucrania ha seguido acompañando los desplazamientos dentro de su país, movilizando a muchas personas y llevando alimentos y medicinas al este, no sin peligro. Las situaciones más dramáticas se dan en Ucrania, con tantas personas ancianas o enfermas que no pueden moverse hacia ninguna parte. Nuestros hermanos, con muchos laicos y personas amigas , están haciendo todo lo posible por ayudar en las necesidades más esenciales : alimentos , protección frente al frío, contención y sostenimiento anímico.

Las Inspectorías salesianas de toda Polonia han abierto las casas para acoger a cientos y cientos de personas, con frecuencia madres con sus hijos e hijas. Valoro mucho que se han coordinado y propuesto que sea don Krzystof , actual ecónomo inspectorial de Varsovia, el que organice toda la ayuda que pueda llegar para que sea eficaz su distribu ción, junto a otras personas colaboradoras. Nos han comunicado nuestros hermanos que hasta el momento Polonia (como nación) ha acogido a 1.370.000 personas (y el número seguirá, lamentablemente , en aumento). De ellas el 93% son ciudadanos ucranianos; el 6% son ciudadanos de otras 100 naciones diferentes que se encontraban en Ucrania, y un l % son ciudadanos polacos que por esta circunstancia han regresado a su patria.

Desde la Procura Misionera en Turín, el Procurador P. Daniel Antúnez ha estado durante una semana presente en Polonia y en Ucrania, con los Inspectores de cada lugar, y siempre en comunicación personal conmigo, para garantizar la ayuda inmediata y, en especial, la de un futuro a más largo plazo. Una importante campaña de búsqueda de ayuda está en marcha desde ' Missioni Don Bosco ' en Turín.

De igual modo, además de una primera ayuda económica, ' Misiones Salesianas ' en Madrid-España, ha hecho todo un gran trabajo de concienciación de la población española a través de cadenas de radio y publicaciones y comunicados de prensa, así como una campaña de captación de fondos para esta emergencia de refugiados de Ucrania.

También durante unos días han estado en Polonia el Ecónomo General, Señor Jean Paul Muller y don George Menaparampil, para secundar y tomar la perspectiva necesaria para una ayuda inmediata pero también de más largo alcance.

Nuestros hermanos salesianos cooperadores nos han comunicado que también la Asociación de los SS.CC. sigue aportando ayuda económica, pero además de esto han querido dejar claro su posicionamiento de condena a la guerra en un comunicado a diversos medio s, así como en carta personal al embajador de Rusia en Roma. El consejo mundial de los SS.CC. ha pedido también a todas las asociaciones del mundo una múltiple oración en favor del fin de esta guerra. A través del consejero mundial para la región de Europa Este, el señor Stanislav Veselsky se han hecho presentes en estas naciones. Por su parte, las Damas Salesianas están llevando a cabo diferentes iniciativas en diversas partes del mundo donde se hallan presentes para sumarse a esta llamada realizada por mi parte la semana pasada. Les agradecemos profundamente su comunión como familia.

La inspectoría salesiana de Venezia-Mes tre, la que hace frontera más cercana con estas naciones, ha hecho llegar múltiple ayuda: en Bacau (Rumania) se ha comenzado la acogida; En Chisinau (Moldavia) están acogidas 220 personas en el Centro Don Bosco. En nuestra parroquia de Cretoaia han acogido otras 18 personas. Tanto en Bardolino (Italia), como en la comunidad propuesta de Mogliano Veneto (Italia) están acogidas dos familias con sus hijos. En Costanza (Rumanía) están acogidas 15 personas (7 adultos y 8 niños y niñas). También en Mestre están acogidas dos mamás con sus hijos. De Udine Bearzi han salido ya hace días dos furgones con medicinas en colaboración con el Banco de Alimentos , y desde Mogliano Astoria han partido cuatro camiones con material para la acogida en Polo nia .

La gran mayoría de las Inspectorías salesianas del mundo se están movilizando para hacer llegar toda la ayuda económico-financiera posible. La transferencia de dinero recibida y enviada ahora es de más de 400.000 euros, la mayor parte de ellos a la propia Visitadoría de Ucrania (UKR). Será sin duda mucho más lo que vaya llegando. Se está a la espera de una mayor evaluación de las necesidades , y de propuestas concretas de actuación. Pretendemos evitar una acción improvisada, o ineficaz. Por el contrario, sin duda está siendo eficaz (aún en la emergencia), y también de larga visión para un futuro próximo.

Desde la presencia salesiana en Beromünster, 'Don Bosco Jugendhilfe Weltweit' en Suiza han aprobado también como ayuda de emergencia para Ucrania, Polonia y Eslovaquia 250.000 euros y se han transferido 30.000 euros a la provincia de PLS para ayudar en la acogida de refugiados.

Otras muchas donaciones proceden de los más diversos lugares salesianos del mundo con Inspectorías como Hong Kong y Thailandia, o Irlanda, Alemania (Inspectoría Salesiana, así como Don Bosco Mondo e Don Bosco Mission) , Gran Bretaña, Portugal, Italia Nápoles e Italia Milán , España­ Madrid, Brasil- Campo Grande, así como las jóvenes inspectorías recién erigidas en África: ANN (África Nigeria Niger) y AON (África Oeste-Norte). Hay más contribuciones registradas de forma privada de provincias en países con dificultades políticas. Debo reconocer que quedo conmovido por la generosidad y los esfuerzos que hacen estas y otras Inspectorías y bendigo al Señor por ello, Él, que nunca se dejará superar en cuanto a generosidad con quienes son generosos.

Desde Korea la Oficina de Misiones de KOR, sdb, ha enviado ayuda a Polonia-Sur y a Ucrania. Nuestras hermanas fina de KOR enviaron una cantidad de fondos a la sede de las FMA en Roma; y la Familia Salesiana de Korea está recogiendo ayuda económica durante el tiempo de Cuaresma con destino a los damnificados por la guerra y los refugiados.

Pero entre las muchas cosas que quisiera subrayar, deseo destacar de nuevo el hecho de que cuando se ofrece acogida, casa y vida compartida, esto tiene un valor extraordinario. En Alemania la Inspectoría Salesiana ha ofrecido la acogida poniendo a disposición la vivienda y alojamiento en nuestra casa de Beromünster para unos 20 refugiados, estando ya en contacto con la administración oficial de refugiados en Suiza. Y en otras casas de esta Inspectoría se ofrece vivienda y alojamiento de refugiados: Salesianum en Múnich, Don Bosco Aschau- Waldwinkel , Kloster Benediktbeuern, Kloster Ensdorf, Bonn , Pfaffendorf, así como refugiados menores no acompañados procedentes de Ucrania en Helenenberg. Esto es solo una muestra de nuestra humilde pero importante y significativa aportación. Esto se suma a lo mencionado anteriormente en algunas casas de la Inspectoría Italia-Venezie-Mestre en Moldavia y Rumanía. Todo esto, y mucho más que está sucediendo y que no puedo recoger en estas pocas páginas, me hace pensar, en cierto modo, en esa situación a la que me refería en la carta sobre Don Paolo Álbera, cuando ante la orfandad creada por la primera guerra mund ial, pidió que las casas salesianas fuesen generosas para acoger a tantos muchachos que se habían quedado, al menos , sin padre. La generosidad de estos momentos toca también de Heno lo más profundo de nuestro carisma salesiano . Sin duda que puedo afirmar que Don Bosco habría hecho lo mismo. Gracias por ello mis queridos hermanos sdb y mi querida Familia Salesiana.

Debo ir finalizando mi narración, haciendo un elenco de algunas otras iniciativas de diversa índole, llenas de creatividad, o de fuerza, o de capacidad de diálogo con la sociedad. He aquí algunas:

  • La Opera don Bosco onlus en Lugano (lnspectoría ILE) ha enviado una significativa ayuda para preparar un bunker que se le había pedido en
  • También la lnspectoría de Alemania ha ayudado a la entrega de medicamentos con 'Action Medeor Alemania' a Lviv, así como la colaboración con la Procura Misionera  en Varsovia  para la compra de camas y equipos para los refugiados en
  • En Gran Bretaña se organizó una reunión entre el P. Eugene Nebesniak, sdb, y un parlamentario, miembro del Comité Parlamentario del Reino Unido sobre Ucrania, en la casa provincial de GBR para permitir al P. Eugene hacer todo lo posible al 'presionar' ante las autoridades civiles, a fin de que se diese prioridad a los preparativos que han de permitir que se reciban inmigrantes de
  • Al mismo tiempo, también en Gran Bretaña, se invitó a las familias ucranianas rusas de la

Escuela Salesiana de Londres a participar en una liturgia por la paz. Hermosa y significativa iniciativa, sin duda.

Concluyo esta carta mis queridos hermanos y hermanas diciendo de nuevo ¡Gracias!, ante todo al Señor que nos permite que nuestros corazones, aún con la fragilidad personal que cada uno conoce en sí mismo , no sean corazones de piedra sino de carne (como se dice en la Escritura). Agradezco tanta generosidad. Invito a no cansamos puesto que esta realidad exigirá de nosotros ayuda, empatía y comunión durante mucho tiempo. Y también les pido lo más importante: Que no dejemos de pedirle al Señor, día y noche, el don de la paz tocando los corazones que deba transfonnar, y acompañando estos acontecimientos por el mejor camino posible, en armonía entre nuestra libertad y Su Providencia.

Que la oración a nuestra Madre Auxiliadora, la Madre en los momentos más difíciles nos de la fuerza que neces ita mos, y en especial la que necesita el pueblo de Ucrania.

Un abrazo fraterno con verdadero afecto en el Señor y en Don Bosco.

P. Ángel Fernández Artime

Rector Mayor

 

Fuente: Sitio Web Salesianos (www.sdb.org)

 

 

Contador de Visitas

227373
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
Este mes
Mes pasado
Todas
19
708
5395
193534
39955
17735
227373

Your IP: 34.204.174.110
2022-05-26 00:52